jueves, 18 de agosto de 2016

Rutas frikis por NYC: Netflix's Daredevil & Jessica Jones


A estas alturas no es ningún secreto que Netflix lo ha petado con sus series de producción propia ambientadas en el universo de los superhéroes Marvel. Tanto las dos temporadas de Daredevil como el inesperado éxito de Jessica Jones han conquistado a una legión de seguidores, y los recientes trailers de Luke Cage y la producción coral de Los Defensores en la Comic Con de San Diego no han hecho sino incrementar las ansias de ver más del tremendamente exitoso enfoque con el que la popular plataforma de streaming se ha aproximado a unos héroes que, salvo para los aficionados al cómic de toda la vida, nunca han sido demasiado conocidos para el público general.

Y no es para menos. El tratamiento que Netflix ha dado a estos héroes neoyorkinos "a pie de calle" ha sido sencillamente magistral, superando unas expectativas que ya de por sí estaban bastante altas gracias a exitazos del género como Agents of S.H.I.E.L.D o Agent Carter. El realismo y crudeza de los combates, la sobrecogedora atmósfera que desprende cada plano y la sobresaliente calidad alcanzada en todos los apartados técnicos y narrativos han hecho de estas series algo verdaderamente difícil de conseguir: ganarse el reconocimiento unánime no sólo de los marvelitas más exigentes, sino de aquellos amantes de las producciones televisivas de calidad que conocen poco o nada del universo Marvel, mucho menos de personajes bastante menos populares que los omnipresentes Vengadores o X-Men, por poner dos ejemplos conocidos.


Y es que Daredevil, secundario de lujo de los cómics de la Casa de las Ideas, necesitaba desde hace tiempo un urgente lavado de cara tras el fiasco que supuso la película protagonizada por Ben Affleck en el ya lejano 2003. Al margen de la calidad o fidelidad de la cinta hacia la obra original, resulta indudable que la imagen pública del Demonio de Hell's Kitchen quedó profundamente marcada desde entonces, condicionando negativamente a los que conocen a estos personajes por el cine antes que por los recopilatorios de Frank Miller. Gracias a Netflix, esta concepción ha pasado definitivamente a la historia. Affleck es Batman, Cox es Daredevil, y la mayoría estamos más que satisfechos con el resultado. Por ello, gracias, Netflix.

Birch Street...Higgins Drive...Cobalt Lane...
El caso de Jessica Jones es, en mi opinión, aún más meritorio si cabe. Si el enmascarado invidente creado por Bill Everett y Stan Lee pocas veces ha formado parte de la plana mayor del panteón superheroico Marvel más allá de un determinado barrio de Nueva York, nadie o prácticamente conocía a Jessica Jones. Por supuesto, los fans de Alias (el comic, no la serie de TV) conocen las aventuras de esta investigadora con superpoderes desde hace tiempo, y es una aparición recurrente en macrosagas como Invasión Secreta o Civil War. Pero, en términos generales, nadie la conocía en lo más mínimo.

Todo esto cambió, de nuevo, gracias a Netflix. Personalmente, no sólo creo que es una gran serie: considero que Jessica Jones es una de las mayores joyas de la televisión reciente. Sin necesidad de saber absolutamente nada del trasfondo de este personaje (salvo que es la compañera sentimental de Luke "Power Man" Cage), la serie logra atraparte desde el principio hasta el final. Como ocurre con maravillas como la Trilogía del Caballero Oscuro o la novela gráfica Watchmen, no hay que ser fan de los superhéroes o incluso reconocer los guiños que se lanzan a los fans más avispados para disfrutar al 100% de ella. Hay superhéroes, sí, pero es lo de menos. La calidad de la serie por sí misma es de 10. La interpretación del ex Dr Who David Tenant como el villano Kilgrave es de esas que aterran, repugnan y enamoran a partes iguales. Uno de esos malos a los que da verdaderamente gusto odiar, y al que deseas ver morir de la manera más dolorosa posible. Hace que te dé miedo encontrarte con él mientras caminas por Manhattan y te obligue a tirarte el café hirviendo por la cara o hacerte caminar directamente hacia el tráfico. Lo mejor de la serie, y teniendo en cuenta que todo es bueno en ella, desde los giros argumentales hasta la inquietante banda sonora, es mucho decir.

Star-Lord parece no comprender todo lo que se está cociendo en Hell's Kitchen últimamente..
Es por ello por el que llevaba mucho tiempo esperando redactar este pequeña guía del Nueva York del Daredevil y Jessica Jones de Netflix. No están todas las que son, evidentemente, pero os servirá para seguir los pasos de Murdock, Jones, Fisk y Cage por la Gan Manzana mientras esperamos impacientes su regreso.

Así que basta de preámbulos...¡ponéos calzado cómodo y cargad la Metrocard, porque comenzamos!